luces-led-hogar-casas

Los hogares son los responsables de la energía que se consume en nuestro país y según afirma la Unión de Consumidores se baraja una cifra cercana al 20 %. Un hogar español consume una media de 9.922 kw por horas, por ese motivo es muy importante que nos preocupemos como alternativa de ahorro el uso de bombillas de bajo consumo o tecnología LED.

La iluminación led es muy importante en cuanto al ahorro energético se refiere. Nos encontramos con productos tecnológicos como lámparas, bombillas o tubos fluorescentes que producen un ahorro considerable en la factura de la luz, aunque inicialmente sean algo menos económicas.

Las bombillas LED son lámparas que se componen por diodos que emiten luz, por ese motivo su nombre es Light-Emitting-Diode. Estas responden de forma instantánea con su máxima potencia cuando se encienden y tienen una vida útil mucho más duradera que el resto de bombillas.

Recomendamos hacer uso de estos productos ante las siguientes situaciones:

  • Cuando en nuestra instalación nos encontramos con focos que son dicroicos.
  • Si se usan bombillas incandescentes o focos halógenos.
  • Cuando tenemos lámparas de bajo consumo que se encienden y apagan continuamente. Esto no solo las deteriora sino que además aumenta mucho el consumo final.
  • Ante el uso de focos halógenos o si en el lugar de trabajo o en la vivienda hay poca luz natural.

Aspectos claves de la iluminación LED

  • Las bombillas LED tienen una vida limitada, pero su tecnología es muy duradera. En este sentido, hay que enfatizar que no todas las bombillas tienen la misma calidad. Normalmente, dejan de funcionar cuando el dispositivo electrónico se funde. La solución pasa por la garantía con la empresa en la que se compró, porque, si no, hay que pagar la reparación.
  • El ahorro energético dependerá principalmente de la cantidad de horas que tengamos encendidas la bombillas LED. Por lo tanto, cuanto más horas encendidas estén, mayor ahorro tendremos garantizado. El tipo de bombillas que se sustituyan también es importante porque de forma genérica, una bombilla LED consume tres veces menos que una bombilla de bajo consumo y ocho veces menos que una bombilla incandescente o foco halógeno.
  • Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), en nuestro país el precio de Kw por año se fija en 38 €. En este sentido, destacamos que por cada 1000 w (1 kw) de potencia que se reduce nos ahorramos 38 euros en el consumo anual.

Finalmente, cabe reseñar que la gran diferencia entre bombillas LED y de bajo consumo es que las primeras no contienen ningún elemento tóxico y consiguen optimizar su rendimiento un 100 % desde el primer momento. Mientras, que las bombillas de bajo consumo deben ser recicladas y se tratan como residuos peligrosos