iluminacion-led-sentidos-salud

Los sistemas de iluminación, contrariamente a lo que algunos puedan pensar, están modulados con una intencionalidad para conseguir un determinado efecto. No tiene la misma función una luz blanca que una cálida y conocer estos elementos es fundamental para conseguir el resultado deseado.

No utilizar los niveles de luz adecuados puede generar problemas como dolor de cabeza, de articulaciones y contribuir a dolencias como el estrés o el insomnio.

Cómo elegir la iluminación más adecuada

Una medida interesante para medir la iluminación son los lux, que se miden a partir de los lúmenes, una unidad para medir la cantidad de luz por metro cuadrado. Dependiendo de la estancia, se necesitarán más o menos lux, y este es un elemento muy importante a valorar a la hora de optar por un sistema u otro.

Por otra parte, hay una serie de pautas de seguimiento recomendable para conseguir iluminar una casa, local comercial o gran edificio con garantías de éxito, con rentabilidad y consiguiendo que las personas se sientan cómodas.

  • Si se busca un ambiente más cálido, es recomendable utilizar las bombillas tradicionales, también llamadas incandescentes. Suelen ser las más adecuadas para este cometido frente a las fluorescentes porque, además, consiguen un efecto más acogedor gracias a la potenciación de las tonalidades doradas.
  • Lasluces fluorescentes se utilizan en los grandes edificios, como pueden ser oficinas, escuelas o comercios. Si se trata simplemente de iluminar, probablemente son la mejor opción frente a las luces incandescentes. Los tubos fluorescentes son una solución interesante si se buscan tonos más blancos o impersonales, y este es el motivo por el que mantienen su cuota de mercado.
  • Conviene conocer si la luz la desprenden lasbombillas o las lámparas y en qué cantidad, elemento imprescindible para valorar algunos aspectos. De esta forma, se tomará una decisión en base a criterios de consumo de energía racional. Utilizar una bombilla inadecuada, además de poco saludable, resulta poco rentable, porque el consumo de energía se dispara.
  • En función de la lámpara, podemos optar por el uso de bombillas convencionales o por dispositivosled, de bajo consumo y que conseguirán el mismo efecto. Además, los dispositivos led no utilizan gases de efecto invernadero ni sustancias contaminantes como el mercurio, siendo respetuosos con el medio ambiente y consiguiendo unos ahorros del 90 % en el consumo.

Conclusión

Hoy es posible implementar una política de iluminación racional, tendente a que las personas se sientan cómodas en un lugar y sin renunciar a las necesidades empresariales. El led, por variedad y ahorro energético, es la mejor opción para todo tipo de hogar o comercio. Con estos sencillos consejos y una simple consulta a nuestra compañía, se podrá iluminar sin ningún problema.